PRESUPUESTO. El desafío de avanzar entre TODOS

Compartimos artículo que se publicará en el Boletín de Ades

Como decíamos al inicio del año lectivo nuevamente tenemos el “problema presupuestal”. En buen romance, la actual asignación de recursos para ANEP y UDELAR no se condice con las necesidades de ambos entes ni con las demandas que se les imponen.

En términos históricos si comparamos con el 2004 el gasto e inversión en educación, incluyendo nuestros salarios, ha crecido. En dicho año el porcentaje de dichos rubros respecto al PBI[1] era de 2.499%[2] mientras que en 2017 ascendió a 4.484%[3], (ver informe en página Web de la lista www.lista1adesmontevideo.org).

Sin embargo continúa siendo insuficiente. La UNESCO[4] hace unos años atrás recomendaba a que se destinara el 6% del PBI a la educación como mínimo si se apuesta al desarrollo de un país. Hoy ya recomienda que sea al menos el 8%. Los sindicatos y gremios de la educación hemos tomado ese 6% como piso precisamente porque es un mínimo indispensable.

Cuando se lleva a la realidad cotidiana la distancia entre lo que se asigna y el aumento mínimo reclamado significa que hay menos de lo necesario para responder a múltiples demandas y necesidades de quienes concurren a la educación pública. Es decir, menos aulas y centros de estudio, menos cargos de docencia directa e indirecta, menos porteros, menos equipos de apoyo psico-pedagógicos, menos material fungible, menos limpieza, y más etcéteras.

El actual gobierno se comprometió en la campaña electoral a llegar al 6% mencionado en el correr del quinquenio, la fuerza política a la que pertenecen los integrantes de aquel aprobó en su congreso del año 2013 “tender” a esa meta, mientras el de 2017 se fue más allá y se aseveró que es imperativo concretar ese monto de inversión pública estatal.

Sin embargo la conducción de la política económica prioriza otros aspectos, mantener el equilibro macroeconómico fiscal, para lo que utiliza buena parte de la recaudación de IRPF, IASS, y tarifas públicas, ofrecer beneficios a la Inversión Extranjera Directa como fuente casi exclusiva de dinamización de la economía y un papel del Estado restringido frente al “libre desarrollo” del mercado.

En síntesis, hemos mejorado pero no lo suficiente para tener la base material adecuada para enfrentar los desafíos actuales de la educación y que el incremento presupuestal sea importante o no dependerá de las fuerzas que podamos sumar a tal fin.

El cómo luchar también importa

La actual administración ha segmentado el mensaje presupuestal quinquenal, haciendo que la asignación de gastos e inversiones tenga particular relevancia para los próximos tres años. Debido a que en año electoral (2019) no se puede incrementar lo otorgado por disposición constitucional lo que en 2018 se establezca va a regir hasta 2021, ya que en este último año comienza a aplicarse el presupuesto votado en 2020 con el nuevo gobierno.

Por ello resulta tan apremiante movilizarse y negociar para que se den los recursos antes mencionados a la educación pública.

Pero entendemos que no de cualquier manera. Hay que convencer a la comunidad educativa (padres y alumnos) pero también a la mayor cantidad posible de la población de que no solo es justo el reclamo, es imprescindible para encarar la complejidad actual de enseñar y aprender en medio de múltiples problemáticas sociales que impactan en el sistema educativo.

El pilar fundamental de esa apuesta es convencer a la mayor cantidad de trabajadores docentes de que es preciso sumarse al desafío que tenemos planteado, de muchas maneras y según las posibilidades o motivaciones de cada uno.

Malos hábitos

Lamentablemente hay conductas y hábitos de los últimos años que conspiran contra esa necesidad haciendo un círculo vicioso que no parece fácil romper. Las actuales listas que forman mayoría en la Directiva y otras agrupaciones creen que la única forma de participar y decidir son las asambleas recurrentes donde participan un número escaso de afiliados. Con una dinámica de ataques y críticas destempladas sobre la base de quien propone la medida más radical, en vez de apostar a consensuar propuestas abarcativas de la realidad del conjunto de los afiliados. El resultado es que solo los “superconvencidos” participan, y se dejan de lado otros órganos igualmente válidos de conducción, sea la Comisión Directiva o lo que es más relevante la Mesa Representativa de Núcleos liceales.

Para cambiar esta dinámica los núcleos en los liceos tienen un papel fundamental a cumplir, y por ello como lista intentamos contribuir efectivamente a su fortalecimiento. No como entes cerrados sino como puentes a todos los interesados en el destino de la educación pública y del país en general.

Pero no solamente para abordar la realidad de su liceo e intentar enmendar transitoriamente las carencias. Deben ser protagonistas de la conducción política sindical mediante la reunión periódica de la Mesa Representativa de Núcleos, actuando en conjunto con la Directiva como dice el Estatuto de ADES, haciendo que aquella fuera más democrática y sólida, dado que se combinaría con las Asambleas, cuando éstas fueran necesarias.

Avanzar con todos

No se trata de demostrarnos entre los militantes quién es más luchador o quedar solos en Montevideo, apartados del resto de las filiales, y muchas veces apartados del resto de los trabajadores de Secundaria, que no se sienten representados en las luchas internas del sindicato. Así, ya tenemos realizados 3 paros de 24 horas que como tales poco tuvieron que ver con una estrategia global. Tampoco se trata de que luchar por Presupuesto es igual únicamente a votar una medida contundente como la huelga general, como se determinó para que se resuelva casi como un acto administrativo en una Asamblea del 5 de mayo[5].

Como lista propusimos otra estrategia, que no pasa por decir simplemente huelga si o huelga no. Procuramos insertar las medidas en función de las posibilidades del accionar colectivo y del devenir de las negociaciones en conjunto con el resto de FENAPES. Realizar acciones propagandísticas y de protesta a nivel de núcleos y zonales para acercar a la comunidad y los vecinos las razones de nuestra pelea, con una instancia de coordinación de todos los núcleos para fines de abril, paros de 24 horas por región en todo el país en caso de no avanzar en las negociaciones.

Lo que es más importante de todo, buscamos que estas acciones terminen redundando en más participación y fortalecimiento de la herramienta sindical en el mediano plazo. Luchar para avanzar con todos.

[1] Valor monetario de los bienes producidos por la población de un país en un determinado período. Generalmente se utiliza un año como medida.

[2] Según datos del Banco Mundial. https://datos.bancomundial.org/indicador/SE.XPD.TOTL.GD.ZS?locations=UY&name_desc=true.

[3] Según datos de la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto).

[4] United Nations Educational, Scientific, and Cultural Organization. En español la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

[5] No sabemos si este artículo saldrá antes de dicha fecha por lo que tampoco podemos saber qué pasará en esa Asamblea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: