Sigue siendo entre todos

Hace un par de semanas publicábamos una nota donde planteábamos que en el marco de la lucha presupuestal, lo importante era avanzar entre todos.

Esta semana tuvimos un paro de 48hs a nivel nacional; que surgió a propuesta del ejecutivo de FENAPES, que en principio tenía intención de ser de 72hs, y las filiales optaron por una menor cantidad de horas de paros. ¿Esas filiales son poco combativas? No. Votaron una medida que como filial estaban en condiciones de llevar a cabo, y lo hicieron, como lo hicimos desde Montevideo.

El día martes 5 de junio tuvimos una concentración frente a Torre Ejecutiva, en donde lamentablemente no vimos tantos compañeros y compañeras como nos hubiera gustado[*]. Más tarde hubo una Asamblea General de Delegados (AGD) de FENAPES, en donde se propuso desarrollar otra AGD el próximo domingo 10 de junio, para definir si realizar o no un paro por tiempo indeterminado. Todas las filiales debemos resolver qué votar en esa instancia antes de esa fecha, por lo que este sábado 9/6 tendremos asamblea.

Entre todos

Para nosotros, la cuestión sigue siendo avanzar entre todos; lo que no es ir al ritmo del último, pero tampoco el del primero. Es ir al ritmo más rápido que podamos ir todas y todos. Y también, pensar en cuál es la meta hacia la cual corremos, y qué es lo que podemos conseguir en el mientras tanto. Las medidas deben ser entonces las que nos permitan obtener más conquistas, y al mismo tiempo las que puedan ser acompañadas por el conjunto.

En eso del conjunto, debemos preguntarnos entonces, ¿están esas filiales que no estaban en condiciones de pensar en 72hs de paro hace 2 semanas en una mejor situación para afrontar una huelga ahora? Y también preguntarnos para adentro de Montevideo, ¿en qué condiciones estamos de sostener una huelga? Este mes nos descontaron varios meses de paro de una, y escuchamos a muchos profes plantear franca y honestamente que no estaban en condiciones de seguir acumulando paros. Incluso viendo la (magra) asistencia a la concentración y las ocupaciones nos preocupa que no parece haber demasiada disposición a movilizarse. Y en un sector como el nuestro, en donde no paramos al país, el paro sin la movilización tiene poca fuerza en términos de lograr resultados.

Sumar nos potencia

Pero no hacer nada tampoco puede ser una opción. Nuestros reclamos son justos, y por lo tanto hay que trabajar para conquistar lo más que se pueda, pero no creemos que tomar una  medida como la huelga sea la más apropiada según lo que todos y todas podemos afrontar. Creemos que se han dado pasos importantes en torno a la unificación de las luchas, cuando AFUTU se sumó al paro de FENAPES, con la rearticulación de gremios de Montevideo, las pintadas y spots publicitarios en conjunto y el desarrollo de una movilización común entre universitarios y sindicatos y gremios de la ANEP la próxima semana, la que debe ser masiva y para la cual es tarea de todos y todas trabajar. Es fundamental profundizar ese camino de coordinación de gremios y toma de medidas coordinadas, que nos permitan darle más fuerza y contundencia a los planteos, con un menor desgaste para el conjunto de los afiliados.

No apoyamos la medida de huelga, o paro por tiempo indeterminado como se le llama eufemísticamente, porque no apreciamos que se llegue a ella como corolario de un clima ascendente de movilizaciones e involucramiento superior en la lucha sino como una especie de “cierre administrativo” del conflicto, previo al receso de julio. No va a dejar más organización, participación y fortalecimiento sindical.

Por otra parte, pensando en obtener conquistas,  no podemos simplemente decir NO  a la huelga porque saldríamos inmovilizados. Es necesario tomar una serie de acciones que intenten ser contundentes por su calidad más que por cantidad de horas de paro. En ese sentido, poner toda la leña en el asador para la marcha del 13 es fundamental. Las movilizaciones de la educación tienen que demostrar que somos miles sosteniendo las reivindicaciones, y que somos acompañados y apoyados por todo el campo popular.

Pero también generar otras acciones conjuntas para las siguientes semanas. Proponemos modificar la resolución de una asamblea pasada que preveía un paro de 72 horas para fines de junio, con o sin FENAPES,  por una resolución que establezca un marco de un paro de hasta 72hs en el marco de la Federación, para que ésta coordine acciones  con el resto de la CSEU, Intergremial Universitaria y gremios estudiantiles.

Esto es, que nos facultemos a parar de corrido o separado en el tiempo para plantear a los demás sindicatos y gremios iniciativas conjuntas que demuestren el sentir de TODA LA ENSEÑANZA y no solo de Secundaria, y menos de Montevideo por separado. Por ejemplo, UN DÍA de ocupación de todos los centros de estudio y trabajo en simultáneo desde la Universidad hasta las escuelas de primaria. Hasta hoy ha habido muchas ocupaciones, pero todos estos años termina sucediendo que la universidad ocupa en determinada fecha, estudiantes en otra y nosotros en otra diferente. Si bien esa estrategia (si puede definirse como tal) contribuye a que tengamos una presencia mínima pero constante en la prensa, no ha logrado generar un nivel de impacto alto. Imaginemos sin embargo que un día la ciudad amanece con 10 liceos, 5 facultades, 10 UTU e incluso alguna escuela ocupada. O un número mayor. Acompañados por ocupaciones de los liceos del interior y los CERP e IFD.

Creemos que es necesario intentar desarrollar una medida de ese tipo, que combine las fuerzas de cada organización a lo largo y ancho del país, potenciando lo que por separado no parece que estemos logrando y a la vez no implica incrementar al infinito las horas de paro.

También trabajar para una nueva movilización; y en particular coordinar y articular que efectivamente se realice el paro general que está sobre la mesa en el PIT-CNT, llenar de trabajadores de la educación y estudiantes la movilización, y bregar por que el eje central de la misma incluya sobre todo los planteos de la educación, que son de todo el campo popular. Eso es fundamental, ya que cada vez que el PIT-CNT se moviliza, nuestra presencia organizada es marginal, lo que da una señal adversa.

Por último, de salir la huelga en FENAPES, es lógico que acataremos la misma, y trabajaremos para que sea una huelga con movilización, salida a las calles y contacto con la población. Sin embargo, creemos que sería un error que en el caso de que ADES votara la huelga el sábado, y el domingo la AGD votara lo contrario, que Montevideo vuelva a hacer una huelga aisladamente. La unidad hace la fuerza, y por lo tanto que una filial aisladamente (o en coordinación con dos o tres filiales más) se lance a una medida de este calibre, le muestra a las autoridades que tenemos un sindicato dividido, que no llega a acuerdos. Y presentarnos a las autoridades de esa forma, más que sumar. Resta.

[*] Lamentablemente en ADES no somos muy afectos a la autocrítica, pero habrá que plantearse seriamente si hicimos lo posible en materia organizativa para que los docentes de Montevideo estuvieran incentivados a participar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: