Moción para la Asamblea General del 12/03/20 LISTA 1

LUC: una estrategia para derrotarla

En la pasada Asamblea General del pasado 15 de febrero nuestra lista presentó una moción que realizaba un análisis del anteproyecto de Ley de Urgente Consideración, una propuesta metodológica de cómo abordar esta norma jurídica que afectará al pueblo uruguayo en múltiples aspectos y algunas iniciativas concretas.

Creemos que tiene absoluta vigencia, por lo que reafirmamos y volvemos a poner a disposición de los compañeros sus contenidos fundamentales, que lamentablemente quedó en minoría circunstancial en la instancia colectiva mencionada, pero que entendemos debe ser la base de las próximas acciones de nuestra filial, siempre en el marco de la FENAPES y el PITCNT.

Consideramos que más allá de posibles retoques que proponen alguno de los socios de la actual coalición de gobierno, queriendo maquillar la inconstitucionalidad de la pérdida de autonomía de la ANEP frente al MEC en esencia se presentará al Parlamento el articulado ya difundido.

CONSIDERACIONES GENERALES

El ante proyecto de Ley de Urgente Consideración “representa la primera muestra cabal del modelo que se intentará desplegar en nuestro país durante los siguientes cinco años y que, en caso de consolidarse, transformará sustantivamente la configuración económica, social y política del Uruguay durante varias décadas. La coalición de derecha y ultra derecha, con elementos fascistas, no presenta la LUC como un conjunto de medidas puntuales agrupadas en una sola ley ni como un programa de gobierno ex-post al proceso electoral, sino que muestra una orientación general del modelo que busca implantar en este período de gobierno para que permanezca durante mucho tiempo.

En tanto primera acción concreta del gobierno entrante, es relevante evaluar globalmente la orientación política de sus contenidos y analizar al detalle cada una de sus propuestas concretas, pero resulta imperioso caracterizar su forma. El conjunto de partidos que formaron la oposición durante el ciclo progresista insistieron durante años en la crítica al uso de las mayorías parlamentarias para aprobar leyes sin recoger aportes del arco opositor; sin embargo, constituida la coalición de gobierno, no solamente se disponen a aprobar la LUC haciendo uso de sus mayorías sino que anulan desde el inicio la posibilidad de procesar un debate público sobre los asuntos que la misma aborda. Entendiendo que el Poder Ejecutivo tiene constitucionalmente la posibilidad de dar a una ley el carácter de “urgente”, resulta un gesto reñido con las buenas prácticas democráticas recurrir a ella como primera opción, más aún para abarcar tamaña cantidad y diversidad de temáticas.

En cuanto al contenido, la LUC constituye una avanzada sobre las libertades individuales, los derechos colectivos y los bienes públicos. Es la demostración palpable de las bases de su programa. Implica, en lo más esencial, el retroceso de la acción estatal en lo económico (privatizaciones, regla fiscal que establece el ajuste general para la administración central y los organismos de artículo 220, reposición de una de cada tres vacantes si no hay redistribución posible, eliminación directa de la extensión del tiempo pedagógico y del nivel 3 en primera infancia como recortes explícitos, etc.); el ataque al movimiento sindical mediante la reglamentación regresiva del derecho de huelga y la imposibilidad de presentar listas a la elección de representantes de los trabajadores al BPS; el necesario aumento de la acción represiva del aparato burocrático militar estatal con el aumento de las penas (incluidas las vinculadas a la protesta social) o la “legítima defensa” para la acción policial, militar y de los cuerpos de seguridad privados; y la aplicación de una política educativa decididamente mercantilizadora y gerencial. En específico sobre educación, lejos de proponer caminos de superación de la presunta crisis educativa que diagnostican hace años, el próximo gobierno se ocupa exclusivamente de aumentar los mecanismos de control y de centralizar más aún el gobierno del sistema educativo, vulnerando la autonomía de los entes de enseñanza supeditándolos al Ministerio de Educación y Cultura, eliminando los consejos desconcentrados y reduciendo la ya minoritaria presencia de consejeros docentes en el gobierno de la educación. Por si esto fuera poco, se atenta contra la libertad de cátedra de los docentes, se apunta a la flexibilización laboral a través de un nuevo Estatuto Docente y se abre más aún el paso a los procesos de privatización y mercantilización del sistema educativo”.

CÓMO ENFRENTARLA PARA PODER DERROTARLA

“La magnitud de las transformaciones que tenemos por delante y los tiempos de discusión de los que disponemos nos impone el desafío de informar y discutir con el conjunto de los docentes y el pueblo en general sobre los elementos brevemente mencionados.

A su vez, en función de la caracterización realizada, entendemos que ningún sindicato debería de manera aislada desarrollar un plan de acción destinado a enfrentar esta avanzada del próximo gobierno, ya que estaría destinada al fracaso. Se debe desarrollar una serie de medidas conjuntas, que abarquen la globalidad de la ley e incluyan a las más amplias mayorías de nuestro pueblo. Aunque en ningún momento es bueno perder de vista la unidad, en circunstancias como esta se torna imperioso ser extremadamente cuidadosos en preservar las prácticas unitarias. Tanto embarcarse en negociaciones puntuales para resolver puntos específicos que nos atañen, como lanzarse a medidas aisladas que nos dejen por fuera de una táctica general para esta etapa del movimiento sindical, son errores que no debemos cometer si pretendemos realizar un aporte sustantivo a una lucha, que sabemos, no terminará vencidos los plazos de discusión de la LUC”.

Entendiendo que existen las mayorías legislativas para respaldar la LUC, ya que es un objetivo prioritario del gobierno actual, y que aún sin tratamiento explícito quedaría aprobada en 90 días, debemos preparar una lucha que exceda el período legislativo.

Las acciones para eliminarlas deben basarse en un esfuerzo sostenido y creciente, unitario y cuidadoso de poder sostenerse en un período de tiempo más prolongado.

Entendemos que desarrollar aisladamente una serie de medidas e inclusive una huelga general, descolgada de una estrategia general del campo popular, en el corto plazo es una metodología que no sólo es poco efectiva en sí misma, sino que daría inicio a un proceso de desgaste que no necesariamente podrá ser sostenido por el conjunto de los afiliados, más aún considerando que este año está no será la única lucha a dar (por ejemplo la votación del presupuesto quinquenal).

¿Esto significa que no debemos utilizar paros y movilizaciones?, sí debemos. Pero como elementos de rechazo y denuncia que preparen una estrategia más de fondo, a desarrollarse por la CSEU, el conjunto del movimiento sindical, y las demás organizaciones populares.

En ese sentido, tendremos que desplegar el más amplio debate con nuestros compañeros desde los núcleos, y con el resto del campo popular, sobre la pertinencia de un Referéndum que derogue la futura ley o los aspectos más regresivos, dentro de lo cual estaría el conjunto de las disposiciones sobre Educación. 

Esto nos permitiría desplegar una verdadera lucha política e ideológica a nivel de todo el pueblo uruguayo, para que sea una derrota de tal magnitud para la coalición de gobierno que ayude a frenar los aspectos más sustanciales de su política en todo el periodo de gobierno. 

ACCIONES CONCRETAS PARA ENFRENTAR LA LUC

  • Reforzar nuestra campaña de información y propaganda orientada a difundir nuestra posición sobre la LUC, promoviendo en cada liceo talleres informativos sobre los contenidos de ésta, organizados coordinadamente entre los núcleos y la Comisión Directiva. 
  • Participar en los zonales del PITCNT por parte de nuestros zonales a efectos de compartir los diferentes análisis con los demás trabajadores de cada lugar y propender a acciones de difusión comunes. 
  • Acentuar la campaña de afiliación y reafiliación a FENAPES-ADES para sumar compañeros a la discusión y la movilización. 
  • Contribuir al desarrollo al Movimiento en Defensa de la Educación Pública con la mayor amplitud a efectos de lograr que sea lo más representativo de todos los sectores de nuestro pueblo. 
  • Impulsar en la AGD de FENAPES que se proponga a la MESA REPRESENTATIVA DEL PITCNT del próximo 18 de marzo que una vez presentada al Parlamento la LUC se defina una jornada nacional de paro, denuncia y movilización en rechazo a la misma para la primera quincena de abril. En ese marco proponer a la CSEU un paro de 24 horas para el día que se efectúe dicha movilización. 

LISTA 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: