Ante un nuevo comienzo de cursos, pensar en perspectiva. Moción para la asamblea del 19 de febrero de 2022

Venimos de 2 años de intensa movilización y lucha con el conjunto del campo popular. Como caracterizábamos en el Congreso de FENAPES de 2019 y refrendábamos en el de 2021 nos gobierna una coalición de derecha y ultraderecha con componentes fascistas. Desde su llegada al gobierno se ha visto claramente el intento de aplicar su programa neoliberal en lo económico y conservador en lo ideológico a través de 3 instrumentos: la Ley de Urgente Consideración, el recorte presupuestal y la rebaja salarial. Nuestro pueblo ha dado la batalla directamente en contra de esos aspectos, en el sentido de la defensa de los derechos conquistados y la democracia en términos generales. Se establecieron algunas luchas estratégicas a nivel general, pero también particular. Nuestro sindicato no ha estado exento de estas luchas, y nuestra rama de actividad (la educación) no ha estado por fuera de la mira del gobierno en materia de ataque, persecución, desmantelamiento y reforma.

Desde el 2020 nuestro sindicato y cada una de las docentes vivimos una persecución feroz por parte de las autoridades, que intentan amedrentar a través de casos ejemplarizantes (como el de San José, Empalme Olmos, el liceo 16 y el 29) y de una práctica constante de control y censura al colectivo docente para implementar un ajuste tanto presupuestal como pedagógico. Con esto nos referimos al recorte que en el 2022 superará los 60 millones de dólares solo en la ANEP, y en particular a la educación secundaria, que acarrea un recorte de horas, grupos y cargos; pero que al mismo tiempo desvía fondos para el desarrollo de una reforma educativa mercantilizadora con un agudo avance privatizador, que recorta en contenidos y espacios de acompañamiento pedagógico. Todo eso de forma absolutamente vertical e inconsulta. Sabemos que la LUC es el marco jurídico ideológico que sustenta a la reforma educativa, a la vez que plantea la regla scal que justica y fundamenta el recorte. Es también un recorte de derechos que afecta las libertades públicas, la posibilidad de movilizarse, el derecho al acceso democrático a derechos humanos fundamentales.

En ese marco el campo popular resolvió y se desenvolvió en una inmensa juntada de rmas que no sólo implicó una enorme hazaña militante (800 mil firmas), un desarrollo y un salto en calidad político y organizativo; sino que también fue un duro golpe para el gobierno.

A ese golpe se le sumaron otros, como el 70% de los y las docentes votando las listas de la CSEU en las elecciones de la ANEP, y la mayoría de los y las trabajadoras votando al PIT-CNT en las elecciones de representantes sociales al BPS. Decimos con orgullo, que acarrea una responsabilidad, que nuestro sindicato fue parte importante de estos logros, aumentando los niveles organizativos de nuestro propio sindicato y la cantidad de compañeros y compañeras militando activamente.

Ninguna de esas luchas o espacios militantes nos impidieron desarrollar los temas que van de la mano de nuestras condiciones de trabajo. En paralelo se hizo seguimiento de la situación de los distintos liceos, se actuó en denuncia y con medidas concretas en relación a la situación sanitaria, el recorte de horas y grupos y la imposición de la elección de horas virtual; a la vez que intentamos enlazar esos temas con los aspectos globales ya mencionados.

En ese sentido, entendemos que la estrategia debe continuar siendo la misma, atender a los problemas concretos, continuar el proceso de denuncia y movilización enlazando el tema con las cuestiones que de fondo pueden cambiar la situación política y permitirnos síntesis de victoria. En este momento la prioridad política de nuestro campo popular es derrotar los 135 artículos más regresivos de la LUC, de los cuales un porcentaje importante impactan directamente en el ámbito educativo.

En ese marco estratégico,la prioridad política de nuestro sindicato debe ser la misma, seguir dando golpes contundentes al gobierno y la administración, posibilitando mejores condiciones para dar las otras dos luchas que tenemos este año: contra la reforma educativa y por presupuesto justo en el marco de la Rendición de Cuentas. Debemos preguntarnos, ¿qué situación nos deja en mejores condiciones para pelear sobre estos aspectos? Sin dudas, habrá mejores condiciones para dar esa pelea después de un triunfo en el referéndum que si perdemos en el mismo. Los problemas que tenemos los y las trabajadoras de la educación se vinculan justamente a esos 3 aspectos, el marco normativo verticalista establecido por la LUC, el recorte presupuestal que se intentará re-imponer en la rendición de cuentas y la reforma antipedagógica que ya ha venido anunciando el CODICEN.

Denir como prioritario el referéndum no implica no atender los demás temas propios del comienzo de cursos y los problemas referidos al recorte de horas y cargos. Debemos atenderlos intentando enmarcar la cuestión en los elementos generales porque creemos que caer en medidas cortoplacistas, que parecen solucionar elementos concretos, pero que en perspectiva no acumulan a las luchas generales, no nos permitirán avanzar hacia soluciones de fondo.

En función de lo anterior, ADES Montevideo resuelve:

*Continuar desarrollando la campaña por el referéndum, en particular desde los núcleos sindicales en coordinación con las comisiones municipales por el SÍ, estableciendo la prioridad en el despliegue territorial, que se sintetiza en las barriadas.

*Continuar desarrollando propaganda central sobre el referéndum. *Desplegar todos los esfuerzos organizativos en la fecha de elecciones, aportando la militancia según disponga organización del PIT-CNT y la comisión nacional. *Desarrollar reuniones de núcleos en las primeras semanas de clases, para evaluar el inicio de cursos y denir acciones concretas que aporten al desarrollo de la campaña del referéndum. En dicha instancia realizar la “formalización de los núcleos” tal cual establece el estatuto. *Que la Comisión Directiva funcione en régimen de guardia permanente la primera semana de clases, para atender las problemáticas emanadas de la misma y recorrer los liceos que así lo requieran.

*Convocar a una mesa representativa y a una asamblea general luego del 27 de marzo para realizar los balances necesarios y planicar el resto del año.

*En el marco de las modicaciones horarias planteadas a partir de las nuevas orientaciones de inspección, solicitar una reunión con la intendencia para solicitar modicación de horarios de ómnibus o salida de los mismos desde la puerta de los centros educativos. Aprovechar la instancia para volver a exigir el boleto docente; señalar la necesidad del boleto gratuito para estudiantes en el mes de febrero (para clases de apoyo y exámenes) y plantear el desarrollo de un vínculo con la CECOED en el marco de la emergencia sanitaria.

*Retomar el trabajo de la CSEU Montevideo, en particular para el desarrollo de actividades en el marco de la visita de la dirección de la internacional de la educación en nuestro departamento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: